martes, 27 de noviembre de 2012

Volcán en erupción



Cuando llega la lluvia y tu mano sui generis me toca
Hay una proposición, hay una predisposición y hay deseo
No siempre funciona así, no soy un botón rojo que se activa
Necesito de mí,  de vos, de la lluvia, de la magia, los truenos para provocar una erupción.


Mi cabello crespo se suelta, es la  reciprocidad que puedo darte
Mis sentidos llegan al límite de las sensaciones.
Y vos ahí viéndome transformar me tocas, me sonríes, sabes y sé lo que vendrá

No soy loba, tan solo siento el fuego.
Mis manos te doblegan, el camino está dado,
habrán cambios en el sur
Nadie lo ha pronosticado, ni los mayas, ni la biblia,
ni la buena señorita que pronostica el tiempo.


Ahora, tocas mi mitad, 
donde hay un cráter más grande que el del Principito
 pero más pequeño que el del pueblo, pueblo en llanura,
cráter en explosión.

  
Yo como simple mujer transformada en diosa, 
me siento y creo que el fuego esta alcanzándome
y lo dejo ir,
 y lo dejo venir y bramo,
 bramo por la infinidad del sentimiento,
bramo por orgasmos que se avecinan,
vos entras y salís con la misma prisa que tiene la lluvia que se deja ir para tocar suelo de montañas, ríos, así vas, así te recibo,
así nos encontramos.

Dentro y fuera de mí
No siento frio, no siento culpa, no hay cruces, no hay espadas
Solo la fuerza de tu sangre que disipan mis sombras
y más que sombras, oscuro es tu reposo,
rebelde ahí descansas, tocas los dos volcanes,
como si Dios fuiste para crear.
Y yo finjo ser tu creación y llegas y me das un grito de ahhhhhh, estoy vivo.

Y ahora con esa misma voz, con esa misma pasión,
te hundes y colocas la brújula hacia el sur,
mi sur,
 tocas y retocas, suavemente disperso,
te ayudo no tengo miedo de saber más.

Tus dos labios besan a los míos.
Y cuando ya no puedo más, no pongo resistencia, vienen cambios,
 no son molinos de viento,
solo soy yo haciendo erupción.

1 comentario: