jueves, 30 de octubre de 2014

¿Cuando volverás Libélula?

A rozar tu cuerpo junto al mio.
A caminar libre por las calles.
                                      transitadas de zombis.


A comprar felicidad, disfrazada de durasno.

A dormir bajo mis sabanas, 
como si fuese santuario de Dioses.

A nombrarme y entender mi delirios
A besarme hasta desgastarme las mascaras
A vivir bajo el manto de mi frialdad
A convivir con el monstruo que me me protege 
                                                                             del duro invierno
                                                                              o peor Libélula
                                                                              del melancólico Otoño 


No hay comentarios:

Publicar un comentario